Si no te gusta pagar de más aquí tienes la solución SOLARAMA Energy Solutions

Artículos



GALLINA EUSKALDUN Y NAVAS DE TOLOSA


Enviar a un amigo Enviar a un amigo | Votos: 14 | Puntos: 61 | Valoración media: 4.36 | Lecturas: 6283


Cuando uno mira a lo más profundo del ser humano, y reconoce paulatinamente en una tormenta de descubrimientos, en cada una de las miserias que rodean el respirar, el sentir, el mirar y el sudar que cubren de debilidad su existencia, se torna la cabeza hacia el deseo impropio, aguerrido y utópico de la perfección.

Hayabame yo ensoñado, en un día normal, de indiferente recuerdo al uso, cuando ese anhelo de superioridad se deslizo a la par que mi zapato sobre los excrementos de un perro, que tuvo a esta gala homenajear el realengo de Ordoño II. Esa impregnación, que fue inolvidable por excesiva presencia en mi nariz durante todo el día, daba merecida cuenta de lo poco que se necesita para pegar un patinazo, justo en la línea de flotabilidad.

Admirando el techo que aquella noche me hacia imaginar la penumbra de una lámpara, en huelga día si, día y medio que si, quise entroncarme del valor, de la fuerza, que impregnan a grandes símbolos de la historia de la humanidad.

Por un lado rememoré, aquella gesta histórica, que puso los cimientos del espíritu nacional, donde a pesar de que las hordas moriscas llegaban, según los cronistas más objetivos de la época, a medio millón de unidades apenas 70.000 hombres cristianos, sin apenas bajas fueron capaces de destrozar tan ingente ejército musulmán. ¡Heroísmo sin precedentes!, ¡glóbulos de empaque lo que a través del tiempo he recibido en mis venas!, ... ¿Qué sería de España, sin aquella cruzada?

La batalla de las Navas de Tolosa, resonaba en mi cabeza cuan estribillo pegadizo.

Ya decía Julio Cesar, Los cobardes agonizan muchas veces antes de morir... Los valientes ni se enteran de su muerte.

Una España, construida a golpe de tenaz acero, que hizo temblar los más poderosos cimientos de escayola y madera del mundo árabe, eso era lo que surgía entre el calor de las sábanas.

En un inesperado giro de la corriente que entra por mi ventana, hizome la misma un impertinente regalo, el recuerdo imborrable de mi amigo cánido de la tarde. Momento en que vínome a la memoria la extraña sensación de la fractura de esta gran nación, que mira con recelo la postergación de su ritmo coronario por la amenaza de un cruel enemigo, adversario endémico y temible, despiadado e inabatible, ... "la gallina euskaldun".

¿La gallina euskaldun? Si, la gallina euskaldun, un ser mitológico, que inspiro a un hombre que surgió cuan ave indistinta del gris populacho, el gran Xabino Arana, para dar unidad al territorio vasco, que no estaba unido (aquellas provincias vascongadas más Vizcaya), por la cultura o la lengua, no; si no por la gallina euskaldun.

Fue ella y no otra, la que en el inicio de la creación transmitió el rh negativo, el original, al habitante vasco.

Como no podía ser de otra forma, ello ha hecho que el ciudadano vasco destaque en todas las facetas y habilidades que pueda desarrollar un hombre, por encima del resto.

Motivo por el cual los reyes de aquella España sólida y poderosa, decidieron echar a Judíos y moriscos, dada su "inferioridad".

Sin embargo y como una amarga broma del destino, lo que en un inicio, era orgullo y motivo de esperanza para las aspiraciones nacionales, se convirtió en envidia y avaricia, lo que llevo al brazo ejecutor del estado español a exigir con mayor ímpetu cada vez, esfuerzos al pueblo euskaldun, llegando al extremo de la opresión, que aún hoy sigue en aumento.

A raíz de ello, han salido como estentóreo grito de socorro las voces independentistas, que evocan esos orígenes mitológicos, cuán cadena sarracena para amarrar los cabos de su país.

¡Que razón, la de estos pobres!, como la que abarca el amplio navegar de los Catalanes, que miran con furor lo que un día fueron los países catalanes, ... ¿o era la corona de Aragón?... no vamos a entrar ahora en debates meticulosos.

Yo objetivo, que trataba de ser, por un lado miraba con estrépito, el valor y el coraje que habían forjado la leyenda de la nación española, ¡patria sin igual!. De otro lado sin embargo miraba con angustia el sufrimiento, de un pueblo, mitológico y existente desde tiempos inmemoriales.

A pesar del trajín de mi pensamiento, logré alcanzar el sueño, eso sí, a altas horas de la madrugada, atinando a elucubrar que tal vez lo que en ese día había bajo mi zapato lo tuviera en mis oídos cada día.

Compartir Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Fresqui Añadir a Delicious Añadir a Digg Añadir a Meneame Añadir a BarraPunto Añadir a Google

Código QR con el enlace al artículo
Código QR con el enlace a GALLINA EUSKALDUN Y NAVAS DE TOLOSA

Enviar a un amigo Enviar a un amigo | Tupolew   Abril 2008
Volver
Votar artículo Puntúa este artículo: | | | |

Artículos recientes


Formulario de búsqueda
Buscador avanzado

SeedingUp | Digital Content Marketing


Síguenos en Twitter @leonenredcom





Recomendados




Categorías




General

- Noticias RSS
- Índice de Webs
- Webs por localidad
- Últimas webs
- Tiendas online
- Million dollar leonesa
- Libros
- Cuentas Twitter
- Cuentas Facebook
- Contacto
- Suscribir
- Acerca de
- Mapa Web

Contenidos en RSS de Leónenred.com

¿Qué es RSS?
RSS Noticias
RSS Artículos
RSS Webs
RSS Entrevistas Entrevistas

Acceso QR

Código QR






Inicio · Contacto · Política de Cookies · Mapa Web | 2005 - 2023 León, España | 5 usuario/s online